sujetadores tallas grandes | sujetadores anita | loolasup

Tallas de sujetador: Errores frecuentes. Caso real.

Hoy quiero contaros un caso real que ilustra perfectamente uno de los principales errores que provocan que muchas de vosotras llevéis la talla y la copa de sujetador completamente equivocada.

Como introducción, deciros que este caso nos hace ver, una vez más, que la talla y copa de sujetador incorrectas pueden provocar incomodidades muy graves en personas con un tamaño considerable de pechos. Y muchas mujeres llevan mucho peso en el pecho.

Se trata del caso de una clienta que llevaba la talla 115 copa E cuando su talla era la 100 copa H. Aproximadamente, más de un quilo en cada pecho, para que os hagáis una idea. Hablamos de tallas europeas, que son las que usamos en LoolasUp.

Las medidas de esta clienta son: 101 cm de contorno bajo pecho y 128 cm de contorno de pecho. Mirando nuestras tablas de tallas y copas podéis ver que su talla es la 100 y su copa la H.

 

O sea, llevaba 15 cm más de contono de espalda de lo que le correspodia con lo cual:

  • El sujetador no le sujetaba prácticamente nada
  • Todo el peso de su pecho recaía sobre sus hombros haciéndole importantes y dolorosas marcas y roces.
  • La mala sujeción le provocaba mala postura y tensión en la zona cervical.
  • La espalda del sujetador le subía casi hasta los hombros

¿Porqué llevaba esta talla y copa?

Le preguntamos quién le vendió ese sujetador y responde que en su corsetería habitual. Me enfado mucho con estas cosas, no lo puedo evitar… Y es que en un caso como éste, con tanto peso en el pecho, se puede hacer mucho daño a una persona…y se trata de un daño evitable. 

 

Hay dos posibles causas que podían haber causado semejante error en su talla y copa:

  1. Que la persona que la atendió en su corsetería habitual no tuviera formación en cuanto a tallas y copas de sujetador (brafitting). 

  2. Que la corsetería habitual no dispusiera de estoc de la talla y copa de esta clienta. Se compensó con tallas de más lo que debería haber sido copas de más. Ocurre demasiadas veces.

A mi humilde entender, ni una cosa ni la otra son disculpables. La tienda especializada en corsetería debe tener personal adecuadamente formado asesorando a sus clientas. Respecto al estoc, mi regla de oro es “Si no se tiene, se pide; nunca se vende nada que no sea lo que la clienta necesita”. También a mi entender, cuando hablamos de sujeción del pecho, hablamos de salud de la mujer y este no es un tema para tomarse a la ligera o, al menos, en LoolasUp nos lo tomamos muy en serio.

Actualmente en España, el problema es generalizado. Y no decimos que no hayan corseterías especializadas con personal formado y estoc suficiente de tallas y copas. No. De hecho, conocemos unas cuantas donde el asesoramiento es genial y tienen variedad de tallaje. Lo que decimos es que no son muchas.

Por otro lado, la proliferación de cadenas low cost hace que muchas mujeres hagan el típico self service probándose el tallaje del que dispone la tienda sin asesoramiento (o asesoramiento poco especializado) y comprando en muchas ocasiones el sujetador que le va menos mal. Aparte, la calidad…pero ese ya es otro tema del que hablaremos en otra ocasión.

Pues bien, esta clienta llevaba un sujetador de Anita Comfort como los que vendemos en LoolasUp de talla y copa incorrectas. Por eso insistimos que el éxito en la elección de un sujetador es:

 

50% sujetador de calidad + 50% talla y copa correctas

 

En este caso el sujetador era de calidad y el modelo era adecuado, pero la talla y copa no y el resultado era nefasto para nuestra pobre clienta.

 

Consecuencias

Las consecuencias para esta clienta eran:

  • Dolor cervical por exceso de peso apoyado en la zona de la clavícula.
  • Mala postura de la espalda por peso mal distribuído (el sujetador no le sujetaba adecuadamente).
  • Pecho muy caído (le quedaba cerca de la cintura).

 

Conclusión

Dada la situación actual, la mejor garantía para que estas cosas dejen de ocurrir, es que cada mujer sepa su talla y copa de sujetador. Tomando nosotras mismas la responsabilidad de saber qué nos conviene, seremos capaces de pagar los errores o desconocimiento de otras personas.

De esta forma, del mismo modo que sabemos nuestro número de calzado y nunca nos venderían un número más o menos, en el sujetador ocurriría lo mismo y dejaría de haber sufridoras del sujetador.

En LoolasUp te asesoramos para que nunca te vuelva a ocurrir. Consúltanos sin compromiso.

Espero que este post te haya resultado útil. Si crees que puede servirle a amigas o familiares, compártelo con ellas.

 

¡Hasta la próxima!

Llum Isart

Este producto fue añadido a su catalogo en lunes 06 julio, 2020.

  

Subscríbete a nuestras noticias