El Sujetador Perfecto | LoolasUp

Alivian, sujetan y protegen

Algunos días se le harán demasiado pesados debido al peso del bebé cada vez más grande. El peso de la barriga tira hacia delante y hacia abajo, ejerciendo presión en la pared abdominal, pelvis y columna. Para compensar esta tensión la mujer embarazada tiende a a doblar el cuerpo hacia atrás lo que provoca híper lordosis, que desemboca en dolores lumbares. Muchas mujeres agradecen un apoyo externo, desarrollado según el principio Anita®: El cinturón de apoyo reduce los dolores de espalda, la tensión lumbar, abdominal y pélvica, y ayuda al abdomen en su recuperación tras el parto.

 

ALIVIO Y APOYO

Subscríbete a nuestras noticias